La revista de la Policía reconoce que la ayahuasca no es ilegal en España y «acarrea beneficios a quien la consume»

«El interés suscitado por todas las culturas, hacia el consumo de sustancias psicoactivas y embriagadoras, es milenario y son muchos los factores que han llevado al ser humano a captar los misterios y secretos de los principios activos que algunas plantas y animales esconden en su interior», este es uno de los evocadores párrafos que aparecen en un sesudo artículo publicado en ‘Ciencia Policial, Revista Técnica de la Policía Nacional’ firmado por el subinspector Marcos Quinteiro López, destinado en Galicia.

El insólito artículo es un largo (más de 40 páginas) y bien documentado ensayo sobre la ayahuasca que va analizando la historia, los efectos, la expansión en España y el estatus legal del brebaje amazónico, y lo hace en un tono didáctico e inusualmente objetivo. El autor no sólo se ha documentado a conciencia sobre la ayahuasca sino que incluso se pone entra en contacto con un veterano facilitador (‘Fernando’) y, acompañado de un compañero del cuerpo policial, toma tres veces ayahuasca para conocer, de primer mano, los efectos de la bebida.

Los policías aprovechan estas ceremonias para entrar en contacto con algunos participantes y, reconiendo en esta ocasión su condición de policías, les encuestan sobre los efectos físicos, psiológicos y espirituales de sus experiencias, reconociendo todos ellos efectos positivos y declarando unánimemente que «no se trata de una droga».

Para documentarse, también han leído algunos libros clásicos sobre la ayahuasca y han entrevistado en profundidad a los antropólogos Josep María Fericgla y al doctor Francisco Giner Abati. También acuden a la legislación nacional e internacional, así como a la jurisprudencia nacional, para concluir que «su estatus jurídico sigue teniendo ambigüedades, sin concretarse, actualmente, si la ayahuasca es legal o no en España», si bien «la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) declara, específicamente, que esta sustancia no está fiscalizada internacionalmente».

A continuación, destacamos algunos extractos del artículo ‘Psicoactivos y enteógenos naturales al alcande de todos, al límite de la Ley. El consumo de ayahuasca en nuestro país’ [.pdf], del subinspector Marcos Quinteiro López. Esto, señores, es investigar:

Historia de la ayahausca

«El interés suscitado por todas las culturas, hacia el consumo de sustancias psicoactivas y embriagadoras, es milenario y son muchos los factores que han llevado al ser humano a captar los misterios y secretos de los principios activos que algunas plantas y animales esconden en su interior. Tras el discurrir de la historia, el consumo de estas sustancias ha estado ligado, de alguna manera, a culturas, tradiciones, ritos, mitos y religiones de todos los pueblos. El hombre siempre ha tratado de conocerlas, usarlas y combinarlas, buscando los efectos deseados, a veces por pura casualidad. Desde las fermentaciones de frutas, que generaban alcohol, los hongos alucinógenos, el estramonio, la belladona, el beleño y muchos otros vegetales que daban el poder de viajar a otros mundos, de hablar con los dioses, con los espíritus, de ver más allá de lo cotidiano, hasta la peligrosa toxicidad de la piel de algunos anfibios que aquellas brujas, del Medievo, osaban restregar contra palos que después introducían en sus zonas íntimas, alcanzando estadios frenéticos capaces de hacerles entrar en contacto con el mismo diablo. En Sudamérica se extiende la Amazonia, el mayor jardín de la tierra que brinda la más innumerable variedad de especies vegetales conocida. Desde hace miles de años, algunas tribus indígenas han sabido cuidar y trasmitir los secretos de las plantas sagradas y sus combinaciones, y una de las más afamadas es, sin duda, la ayahuasca (…)

Pero no es oro todo lo que reluce: ingerir esta sustancia sin control puede acarrear consecuencias graves para la salud y, en ocasiones, la muerte. O puede ser utilizada con fines delictivos e incluso sectarios, por lo que creemos que es importante conocer cuán extendido está ese consumo en España y qué finalidad se le está dando».

Estatus jurídico de la bebida

«Su estatus jurídico sigue teniendo ambigüedades, sin concretarse, actualmente, si la ayahuasca es legal o no en España. Por un lado, organismos como la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas afirma que sí es ilegal, dado que la considera una droga que puede producir un grave daño a la salud, mientras que las sentencias de distintas audiencias provinciales se decantan de forma absolutoria en cuanto al delito contra la salud pública. Asimismo, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) declara, específicamente, que esta sustancia no está fiscalizada internacionalmente.

Se han consultado las convenciones y tratados de la Organización de las Naciones Unidas relacionados con el mundo de las drogas, los estupefacientes y sus precursores. Hemos solicitado información específica y directa a organismos oficiales, tales como a la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, así como a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE)».

«El Gobierno de Perú no solo permite el uso de la ayahuasca, sino que, en 2008, la declaró Patrimonio Cultural, dada la importancia que supone para los usos y costumbres de las comunidades nativas».

Sobre el Santo Daime

«También se han realizado consultas al Observatorio del Pluralismo Religioso en España, órgano dependiente del Ministerio de Justicia, donde figura inscrita, como religión oficial en nuestro país, la conocida como «Santo Daime», la cual utiliza la bebida amazónica como sacramento.

A través del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, órgano dependiente del Ministerio de Justicia de nuestro país, se ha podido constatar que esta organización se encuentra oficialmente inscrita en el Registro de Entidades Religiosas (RER). Es un registro público, único para toda España, que se ubica en la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones, del Ministerio de Justicia, y cuya gestión corresponde a la Subdirección General de Relaciones con las Confesiones».

Feitio del Santo Daime, Foto de Alexis Suárez.

Conocimiento policial sobre la ayahausca

«Gracias a la oportunidad brindada por la Escuela Nacional de Policía, se ha podido realizar una encuesta entre el alumnado, con un total de 442 participantes como muestra, en la que se plasma que la ayahuasca sigue siendo una sustancia desconocida para la mayoría de la corporación policial, con lo que se aporta así un motivo más para la realización de este trabajo».

Efectos subjetivos de la ayahausca

«(…) Muchos de ellos [participantes en ceremonias] describen llegar a una comunión con la naturaleza, a sentirse parte de ella, a ver a través de los ojos de un animal o de una planta; de hecho, aseguran ser poseídos por espíritus de animales o de plantas y poder comunicarse con ellos. Una de las visiones o experiencias más descritas, que representa el culmen de esta unión con lo natural, es llegar a ser engullido por una enorme serpiente de luz y color. Incluso a los que en su vida cotidiana tendrían fobia a un pequeño reptil, esta visión y sensación les reporta gran satisfacción y bienestar. Lo más curioso resulta que, pese a estar teniendo estas sensaciones y visiones, la parte consciente sigue activa, no están dormidos, pueden hablar si se les pregunta algo o mantener una pequeña conversación totalmente razonable o describir lo que están viendo o sintiendo en ese momento. Parece que la parte consciente y subconsciente durante este trance convivieran en un mismo nivel.

La importancia de los ícaros (o ‘ikaros`)

Los ícaros son un elemento esencial en las sesiones con ayahuasca. Cada chamán tiene los suyos propios, son sus canales de transmisión de energía y a través de ellos cree que puede transmitir su fuerza y la de los espíritus, no solo a personas, sino también a objetos o lugares para, de alguna manera, protegerlos.

Sobre el turismo ayahuasquero

«(…) Esta avalancha turística, entre la que se encuentran también personas aquejadas de enfermedades incurables y que esperan encontrar, como último recurso a su dolencia, la medicina chamánica, ha generado la proliferación de nuevos centros sanadores, así como el aumento de nuevos chamanes, incluso en los núcleos urbanos de estos países. El objetivo principal de estos no es otro que el ánimo de lucro, mediante explotación de ese turismo entusiasta de nuevas experiencias o la desesperación de aquellos cuyo padecimiento no encuentran solución en la medicina convencional».

La opinión del doctor Giner Abati

«El doctor Francisco Giner Abati catedrático de Antropología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca, y licenciado en Medicina.: “Tratar de traspasar o integrar un rito tan antiguo de las tribus de Sudamérica, que llevan años consumiendo esta sustancia, que forma parte de su cultura, de su forma de ver e interpretar su vida y de entender sus procesos espirituales, a la que incluso físicamente están más adaptados a una sociedad moderna como la nuestra, donde estos rituales no forman parte de nuestro día a día y que son desconocidos para nosotros, además de no tener esas condiciones fisiológicas adaptadas a estas sustancias, creo que puede entrañar ciertos peligros”».

Buenas y malas prácticas

«Algunas de estas organizaciones que operan en nuestra sociedad tienen una marcada estructura profesional, con seriedad en sus criterios, y pretenden hacer un uso de la ayahuasca de forma controlada y supervisada, por profesionales de distintas ramas, que defienden las potenciales posibilidades de esta planta, en campos tan complejos como la farmacología, la etnobotánica o la psicología. Por el contrario, también existen grupos y asociaciones cuyos fines no están tan definidos y que hacen de las tomas de la ayahuasca un verdadero negocio, sin unos controles adecuados, masificando sesiones que se conciertan por toda nuestra geografía e, incluso, en varios países extranjeros, donde la última meta parece ser el ánimo de lucro.

Está claro que salvo nobles excepciones, todas estas promociones buscan en general un mismo fin, el ánimo de lucro. Los precios por las tomas de ayahuasca varían tanto como las propias ofertas, en función de quién lo haga, el lugar, el número de asistentes; cuanto más reducido y más íntimo, más caro. Los precios oscilan entre 70 y 300 euros por toma en una sesión normal, entendiendo por normal el asistir a una casa o piso e ingerir la dosis determinada, una vez pasado el trance, tres horas o más, descansan y se marchan.

(…) Todas están sustancias, a excepción del rapé, contienen principios activos con un fuerte poder psicodélico y alucinógeno que, al consumir uno tras otro, pueden generar efectos impredecibles en las personas. Al igual que la ayahuasca, son usadas, tradicionalmente, por las distintas tribus antiguas de la cuenca amazónica, pero cada una por separado, en su propio contexto ritual y cultural».

Experiencia propia y encuesta

(…) «Se tuvo conocimiento, en junio de 2018, de que en un pequeño pueblo de la provincia de Pontevedra se realizaban este tipo de congregaciones desde hacía años, lo que despertó gran interés para nuestro estudio, por lo que se iniciaron los contactos necesarios para poder asistir a una de estas sesiones. Ese mismo mes, se tuvo la suerte de entablar una relación con uno de los asistentes y consumidores de ayahuasca de este grupo. Se le expuso nuestra curiosidad por poder acceder a una reunión, con el fin de recopilar información directa para nuestro trabajo, y sin omitir nuestra condición de policía, ya que era algo de lo que tenía previo conocimiento. En diciembre, el organizador accede a tener contacto con nosotros para un intercambio de impresiones, concretando la fecha del encuentro para el sábado día 15 de diciembre de 2018.

Declaraciones del facilitador:

“Ni mucho menos [soy un chamán]; no pretendo engañar a nadie, ni me pongo plumas ni túnicas, doy ayahuasca a quien creo que le puede ayudar en su vida. Los verdaderos chamanes han heredado los misterios de las plantas de generación en generación, desde hace miles de años; pretender estar a su altura en este conocimiento es ridículo”.

«Nos habla de varias asociaciones que operan en España suministrando ayahuasca y, en su opinión, algunas han pervertido y ensuciado el nombre y la realidad de la bebida chamánica, y cree que pueden llegar a ser peligrosas ya que, además de ayahuasca, suministran otras sustancias fuera de contexto y mezcladas, lo que puede ocasionar enfermedades mentales para aquellos que las consuman con frecuencia. Se trata de las llamadas «canoas», una propuesta que combina rapé, toxinas de la piel de algunos sapos o ranas y ayahuasca, entre otras sustancias psicoactivas. Propuesta que realiza, como se ha visto en apartados anteriores, la organización Ayahuasca Internacional».

Efectos subjetivos de la ayahuasca

«Aumento de actividad cerebral, lluvia de pensamientos e ideas que llegan a abrumar. Visiones coloridas y de gran movimiento. Confluencia de dos realidades distintas, el consciente y el subconsciente. Capacidad para ver y sentir energías, divinidades. Viaje a nuestro interior, a nuestro propio conocimiento, «te abre por dentro». Dos mundos separados, pero vividos al mismo tiempo, cuerpo y alma se separan. Se puede llegar a sentir mucho miedo. Afloran recuerdos totalmente olvidados en nuestra memoria. Desbloqueo de canales y de traumas. Aumento de las emociones de amor, de cariño. Al final se consigue una gran paz interior».

Encuesta a los participantes en ceremonias (selección a partir de 15 preguntas)

¿Has notado un antes y un después tras la experiencia? Sí es la respuesta común. Notan cambios en sus emociones, les es más fácil expresarlas. En general, se sienten mejor. Restan importancia a los problemas, que pasan a un segundo plano y se destaca lo que realmente es importante para cada persona.

-¿Han cambiado de alguna manera tus hábitos o conducta? Las respuestas coinciden: sí han notado cambios. Algunos aseguran haber dejado de beber alcohol y cambiar ciertos hábitos alimenticios. Otros declaran sentirse más abiertos y comunicativos. Afirman que la ayahuasca marca el camino, pero es cada uno quien toma la decisión de seguirlo o no.

-¿Crees que puede ser peligroso ingerir la ayahuasca? También hay acuerdo en esta pregunta. Las personas que están con algún tipo de medicación, o con graves problemas psicológicos, no deberían tomarla, así como los que padezcan del corazón. Puede ser peligroso si uno cae en las manos de alguien que no sepa lo que está haciendo o que les administre otra sustancia que no sea la ayahuasca. Es necesario respetar las dietas previas y posteriores. Si todo se hace como es debido, no hay peligro.

¿La consideras una droga? Todos declaran que no la consideran una droga.

Estatus legal (ampliado)

«(…) Pero existen drogas que, pese a serlo, no son sustancias ilegales en nuestro país, como el tabaco, la cafeína o el alcohol, aunque, como se sabe, pueden llegar a ser muy perjudiciales para la salud, sobre todo cuando se hace un consumo abusivo de ellas.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes deja claro que, aunque algunas plantas contengan ingredientes activos prohibidos, no existe actualmente ninguna fiscalización internacional sobre ninguna planta, a excepción de las tres recogidas en la lista primera del convenio de la Organización de las Naciones Unidas sobre estupefacientes, de 1961, como son el cannabis, la hoja del arbusto de coca y la papaver somniferum14, así como sus preparados elaborados a partir de ellas, como pueden ser las decocciones para consumo oral. Como ejemplo de una de estas elaboraciones menciona, expresamente, a la ayahuasca, entre otras.

Se han encontrado un total de dieciséis procedimientos judiciales de distintas secciones de diversas audiencias provinciales de nuestro país, de las que catorce de ellas se pronuncian de forma favorable a los recursos planteados por los imputados y sus representantes, no estimando como ilícito penal tal uso o importación, resolviendo absolutoriamente las causas. En este capítulo, la legalidad o ilegalidad de la ayahuasca en España parece estar en un limbo, pese a consultar fuentes tan fiables como la Delegación del Gobierno para el Plan nacional Sobre Drogas, los informes realizados por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes o las sentencias judiciales habidas en torno a la sustancia referida, sigue generando dudas a la hora de actuar como agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante situaciones relacionadas con la ayahuasca. Se han realizado varias detenciones por delito de tráfico de drogas contra aquellas personas que recibían paquetes postales o pasaban aduanas con ciertas cantidades de ayahuasca. Sin embargo, a día de hoy, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, máximo órgano internacional en la vigilancia y cumplimiento de los tratados y convenciones, en relación con las sustancias estupefacientes, deja constancia en sus informes de que la ayahuasca no está fiscalizada internacionalmente, pero sí deja ver su preocupación por el aumento del consumo de este tipo de psicoactivos naturales y ofrece una puerta abierta para que cada país, en función de la problemática suscitada, pueda legislar en el ámbito nacional».

Conclusiones

«(….) Por el contrario, varios profesionales del campo de la psiquiatría, la psicología, la farmacología y la botánica, entre otras ciencias, avalan que la utilización de la sustancia acarrea beneficios a quien la consume, sobre todo en lo referente a tratamiento de dependencias.

De ahí que se piensa que el peligro del consumo de la ayahuasca radica, principalmente, en quién la suministra y en lo que está suministrando, por lo que, se insiste, que debería existir algún tipo de control, aunque no su prohibición o fiscalización total, por lo expuesto en el párrafo anterior».

Aquí puedes leer íntegramente el artículo ‘Psicoactivos y enteógenos naturales al alcande de todos, al límite de la Ley. El consumo de ayahuasca en nuestro país’ [.pdf].

¿Te ha gustado el artículo? Invítanos a un café o hazte socio de la Plantaforma para que podamos seguir escribiendo muchos más.

Un pensamiento sobre “La revista de la Policía reconoce que la ayahuasca no es ilegal en España y «acarrea beneficios a quien la consume»

  • el 16/11/2022 a las 20:08
    Enlace permanente

    Yo viví la experiencia con Ayahuasca y todo lo que puedo decir es que fue como volver a nacer. Se borró todo lo que estaba mal en mí, todo lo que no estaba bien, todo lo que enfermaba el pensamiento. Si hoy lo tuviera que volver a hacer lo haría una y mil veces sin pensarlo. Agradezco compartan toda esta información para lograr más conciencia.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.