Carlos Suárez: «El turista ayahuasquero ha reconducido su fe de los espíritus a las moléculas de la ayahuasca»

Carlos Suárez: «El turista ayahuasquero ha reconducido su fe de los espíritus a las moléculas de la ayahuasca»

Periodista, fotógrafo y antropólogo, Carlos Suárez es uno de los mejores conocedores occidentales de la realidad de la selva amazónica. Suárez lleva siete años viviendo en Leticia, capital del Amazonas colombiano, a unas horas en barco de Iquitos, epicentro del turismo ayahuasquero.

La visión de Suárez dista mucho del discurso idealizado y etnocéntrico (desde el punto de vista blanco, por descontado) del mundo ayahuasquero. En su ponencia ‘Reciprocidad e impacto del turismo de la ayahuasca’, en la pasada World Ayahuasca Conference, Suárez desmontó el edificio de la “medicina tradicional” amazónica, ladrillo a ladrillo: «Hay una verdadera obsesión con “lo tradicional” en el mundo de la ayahuasca, y no sólo entre los neófitos, sino también entre la gente que se dedica a esto, como los centros de ayahuasca que trabajan en Iquitos. Creo que esa fijación por lo tradicional tiene que ver con que lo “tradicional” se asocia a lo “legítimo”. Sin embargo, la palabra “tradición” es una trampa. El curanderismo ayahuasquero que se practica en el Ucayali, en el Marañón, en Iquitos y en el Alto Amazonas es un sistema heterodoxo, muy creativo y en perpetua evolución».

Leer más