«Los psicodélicos plantean una solución al grave problema de salud mental que afrontamos»

Gerardo Gonzalo (Madrid, 1996) es un joven investigador que está intentando desentrañar los efectos de la ayahuasca desde el prisma de la neurociencia, siguiendo los pasos de su admirado Jordi Riba, pionero en la investigación científica de la bebida sagrada. Graduado en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid, actualmente, Gonzalo está desarrollando su trabajo de final de máster con el equipo de Milan Scheidegger en la Universidad de Zúrich, trabajando con análogos de la ayahuasca.

Recientemente, Gerardo Gonzalo ofreció una interesante ponencia en el congreso PsychedelX, titulada ‘El potencial de la meditación asistida con ayahuasca para la mejora de la cognición social’, la charla más vista y aplaudida del citado evento. En los próximos años, nuestro entrevistado planea ampliar su conocimientos sobre esta medicina con un doctorado sobre los efectos de la ayahuasca en la cognición social.

¿Cuándo nació tu interés por la ayahuasca como investigador?

Fue mientras estudiaba con la beca Erasmus en Estambul. Tuve la oportunidad de ir al festival de danza derviche, lo cual me fascinó por la atmósfera que se respiraba y el estado de consciencia que alcanzaban los bailarines. Me puse a investigar entonces sobre otras formas de poder alcanzar estos estados alterados de conciencia, y llegue así al libro ‘DMT: la molécula del espíritu’ de Rick Strassman. En ese momento supe que quería dedicar mi carrera a estudiar el DMT, así que busque oportunidades en España para poder empezar cuanto antes. Fue así como me tope con el trabajo que estaba haciendo Jordi Riba, el cual me fascinó. Desde entonces me dediqué a seguirle la pista para poder trabajar con él en algún momento.

¿Qué estás investigando en este momento?

En estos momentos me encuentro investigando acerca del potencial que puede tener el combinar la ayahuasca con la meditación para mejorar aspectos de la cognición social que pueden ser de relevancia terapéutica, como la empatía o el comportamiento prosocial.

¿Puedes explicar en qué consiste el concepto de “cognición social” y cómo puede la ayahuasca potenciarla?

La cognición social se refiere a las operaciones mentales implicadas en la percepción, interpretación y generación de respuestas a las intenciones, disposiciones y comportamientos de los demás. Creemos que la ayahuasca puede la puede potenciar pues, al igual que otros psicodélicos, actúa como agonista sobre el receptor de serotonina 5HT2A, el cual ha demostrado ser capaz de modular este tipo de cognición. Además, a nivel psicológico, el estado de transcendencia inducido por la ayahuasca suele estar asociado con sensaciones de “conexión con el todo” o de “unidad del todo”, donde los participantes tienden a definir como una ruptura de las barreras entre el ser y el mundo, lo cual puede dar lugar a cambios tras la experiencia en la forma en la que interactuamos con los demás.

¿Por qué en Suiza y no en Cataluña, como hizo Riba?

La verdad es que no encontré ningún equipo en Cataluña haciendo investigación de neuroimagen con ayahuasca. Es por eso que me decante por Suiza, donde existía un grupo que sí lo estaba haciendo. Además, pensaba que el hecho de estar en Suiza facilitaría mi investigación pues los comités éticos suelen ser más laxos, y los grupos suelen tener mucha más financiación para sus proyectos comparado con otros paises.

No deja de ser curioso que Suiza, el país en el que surgió el LSD, siga siendo la cuna de la investigación psicodélica a nivel mundial. ¿Por qué crees que es así?

Bueno Suiza siempre ha sido uno de los países a la cabeza en cuanto al desarrollo de fármacos. Las infraestructuras y financiación con las que cuentan no son comparables a las que existen aquí en España. por ejemplo. Además, desde el LSD los psicodélicos no han salido del plano en Suiza, lo cual lleva a que los comités éticos o las agencias regulatorias sean más laxas a la hora de permitir la realización de estudios con estos compuestos.

¿Qué dificultades se topa un investigador hoy en día a la hora de trabajar con una sustancia como el DMT, en la lista 1 de sustancias prohibidas?

Con muchas. Para empezar, encontrar financiación es más complicado, pues en España especialmente, estos compuestos aun tienen muy mala imagen. Ello también se puede ver a la hora de lidiar con los comités éticos, pues les sigue costando aprobar este tipo de estudios, lo cual alarga mucho los plazos de los proyectos. Además, trabajar con compuestos de sustancias tipo I requieren mucha mayor financiación, entre otras cosas, porque se exigen controles de seguridad adicionales que suelen ser muy estrictos.

En la ponencia que diste recientemente en PsychedelX hablabas de cómo la neuroimagen muestra ciertas analogías entre cerebros bajo el efecto de la ayahuasca y durante la práctica de la meditación. ¿En qué se asemejan y en qué se diferencian ambas prácticas, a nivel fisiológico y neurológico?

Con respecto a las similitudes, tanto el consumo de ayahuasca como la práctica de meditación producen una disminución en la activación de la red neuronal por defecto. Esta red suele estar activa en aquellos momentos en los que nuestra mente esta divagando, y se ha visto asociada a como el cerebro procesa la percepción de nuestro propio ser. Curiosamente, los pacientes con depresión suelen tener esta red sobre activada, algo que se ha asociado a un aumento de la rumiación sobre ciertos temas, y a la aparición de sesgos negativos a la hora de pensar en el propio ser. A nivel neurológico ambas prácticas aumentan los niveles de el factor neurotrófico derivado del cerebro o BDNF, un neuroregulador que promueve el desarrollo, supervivencia y plasticidad de las neuronas.

En cuanto a las diferencias, principalmente está el hecho de que el consumo de ayahuasca produce esta dismunición de la actividad en la red neuronal por defecto de forma exógena. Es decir, es un agente externo al cuerpo, lo cual implica que no podemos cesar su actividad como queramos, sino que ésta actúa por un número determinado de horas sin que nosotros podamos detenerla. Por su parte, la meditación alcanza este descenso en la activación de la red neuronal por defecto sin necesidad de ningún compuesto externo por lo que existe mayor flexibilidad a la hora de entrar y salir de ese estado.

Por mi experiencia y la de otros meditadores, sucede además que ambas prácticas se refuerzan mutuamente: la meditación ayuda a focalizar los trabajos de ayahuasca, y los efectos de la ayahuasca pueden ser “traídos” a la práctica de la meditación.

Sí, suele ser habitual. De hecho, existen diferentes hipótesis sobre las sinergias que puede existir entre ambas prácticas. Por ejemplo, se piensa que el estado inducido por ayahuasca se asemeja mucho al estado que se busca alcanzar mediante las practicas meditativas. Ello permite a los consumidores reconocer ese estado al que se pretende llegar y así propicia una mayor profundidad meditativa.

¿Qué importancia tiene para un investigador la divulgación de las investigaciones, como en el caso reciente del congreso virtual PsychedelX?

Pues concretamente en el caso de los psicodélicos creo que la divulgación es muy necesaria sobre todo para cambiar la conciencia general que existe hacia este tema. Es importante hacer entender que, pese a que pueden estar asociado a riesgos, el uso de los psicodélicos en ambientes controlados y con fines terapéuticos puede aportar muchos beneficios para la sociedad. Las terapias actuales siguen mostrando muchas deficiencias y estos compuestos se presentan como una gran solución a ese problema, especialmente con la crisis en salud mental que estamos viviendo.

Aparte de ello, es importante difundir el mensaje para que la gente se interese en ello, lo entienda, y quiera ayudar a mejorar este tipo de investigación, ya sea colaborando con los equipos de investigación, proponiéndose como participantes para estudios, o queriendo aportar alguna ayuda económica.

Y, para acabar, ¿se puede investigar los psicodélicos sin tomar psicodélicos?

La verdad es que es una pregunta mi frecuente entre mis compañeros. En mi opinión, poder se puede. Pero es como el primatólogo que estudia gorilas y no los ve nunca. Se puede aprender mucho del papel, pero vivir la experiencia permite llegar a nuevas preguntas o a ver los problemas desde distinta perspectiva.

Enlaces:

‘Jordi Riba, el hombre sabio que conoce las plantas (1968-2020)’, Plantaforma, 17 de agosto de 2020.

‘El potencial de la meditación asistida con ayahuasca para la mejora de la cognición social’, Gerardo Gonzalo, en PsychedelX.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *