Por qué no deberías publicitar tu ceremonia de ayahuasca

No es infrecuente encontrarse en las redes sociales con carteles publicitarios anunciando ceremonias de “medicina amazónica”, “retiros espirituales” ilustrados con la imagen de un batracio o de “sabiduría ancestral indígena”, muchas veces con detalles expresos en cuanto a precio, ubicación y alojamiento.

Estos anuncios son prueba fehaciente de que las ceremonias con plantas maestras se están extendiendo y normalizando en nuestra sociedad, lo cual no deja de ser positivo en tanto rompe con un tabú asociado al consumo de sustancias enteógenas. No obstante, la normalización de estas prácticas no debería implicar que se conviertan en un producto o servicio más de los que ofrece el mercado, en este caso espiritual. Cuando elaboramos el código ético de la Plantaforma para la Defensa de la Ayahuasca, hace ya 12 años, la recomendación de no hacer publicidad o proselitismo de la ayahuasca quedó recogida en el punto 7.2:

La redacción de este punto generó mucho debate entre los miembros fundadores de la Plantaforma. Los tiempos han cambiado, las redes han evolucionado, el Renacimiento Psicodélico está en pleno fulgor, pero hay una serie de motivos que siguen vigentes para mantener esta recomendación. He hablado con algunos de los redactores del código fundacional para preguntarles acerca del porqué no es conveniente publicitar una ceremonia de ayahuasca. Estas son sus respuestas:

«La ayahuasca te puede cambiar la vida. No debería entrar en la máquina de fomentar deseos de la publicidad»

«En nuestra sociedad, la publicidad asociada a productos que te pueden cambiar la vida está bastante recortada. Por ejemplo, no hay muchos anuncios de productos financieros complejos, cuya publicidad está muy restringida. La razón es que son productos que son complejos y que si no los entiendes bien y te metes a lo loco, puedes perderlo todo. Por esta razón, la publicidad -que no es información, sino incitación a la compra compulsiva- no está indicada para este tipo de productos. La ayahuasca es una práctica que, potencialmente, te puede cambiar la vida y, por eso mismo, no debería entrar en la máquina de marketing y de impulso; debería ser una decisión informada y largamente meditada (…) Incluso si algún día la ayahuasca esté plenamente integrada en nuestras sociedades y se pueda acceder a ella de forma legal y segura, como nos gustaría en ICEERS, casi seguro que no se va a permitir la publicidad abierta de la ayahuasca como quien vende gafas de sol».

Jerónimo Mazarrasa, coordinador de Innovación Social en ICCERS y miembro fundador de Plantaforma.

Publicidad de ayahuasca en Iquitos. Foto: Carlos Suárez/Ayahuasca Iquitos.

«La mejor publicidad es el boca-oreja, porque es una información que se transmite por redes basadas en el conocimiento mutuo»

«1. La publicidad hace que unas prácticas minoritarias y que necesitan ser contextualizadas alcancen a la población en general, generando falsas expectativas, causando confusión entre personas mal informadas, atrayendo a personas por mera curiosidad y sin la motivación adecuada.

2. Si alguien necesita hacer publicidad está indicando que carece de una red propia, equivalente a una comunidad, y por tanto es alguien que trata de introducirse artificalmente, desde fuera, de manera impostada, no mediante un crecimiento que pudiera describirse como orgánico.

3. La mejor publicidad es el boca-oreja, porque es una información que se transmite por redes ‘orgánicas’; basadas en el conocimiento mutuo, donde se comparte una misma forma de ver las cosas, en la que la propia red actúa como filtro informal de acceso a estas prácticas.

4. La publicidad atrae sin filtros a personas que pueden tener problemas objetivos con las sustancias psicoactivas, como personas con patologías mentales diagnosticadas, que han sido desahuciados por la medicina convencional.

5. Quien necesita hacer publicidad está indicando que o carece de participantes o los que tiene lo abandonan, porque lo normal es que si es un buen guía, los pacientes vienen mediante el boca-oreja.

6. Quienes hacen publicidad están demostrando que carecen de conocimiento de la naturaleza y especificidad de la práctica con plantas maestras, en la que el paciente debe llegar a ellas mediante un proceso personal de búsqueda originido en la necesidad de resolver una necesidad personal de algún tipo, no porque le llegue esa información sin buscarla y de manera indiscriminada».

Santiago López-Pavillard, antropólogo y miembro fundador de Plantaforma.

La prohibición expresa del Santo Daime

«En el Santo Daime tenemos prohibido hacer proselitismo o cualquier tipo de publicidad porque, entre otras cosas, el Mestre Irineu dijo que no se podía invitar a nadie a venir. Tenían que ser las personas que buscaran el sacramento. Por otra parte, otro compromiso es que sí tenemos que recibir a quien llegue de manera saludable. Otra regla interna es que las personas que lleguen por primera vez siempre lo tienen que hacer de la mano de otra persona y esa persona tiene que estar presente en el trabajo, de modo que haya una responsabilidad y un seguimiento por parte de esta persona. El ‘daime’ es sólo para la gente que quiera trabajar. Por eso le llamamos “trabajo”».

Santo Daime España

‘Last, but not least…’

Las recientes operaciones policiales contra ceremonias de ayahuasca (y otros enteógenos), han comenzado por anuncios aparecidos en las redes sociales. La policía ha puesto en marcha un sistema de delación en el que cualquiera puede denunciar la celebración de una ceremonia de plantas maestras, asociando infudadamente estas prácticas con una secta.

Recordamos que, si bien la legislación internacional a la que está acogida España, reconoce que la ayahuasca no está fiscalizada y, por tanto, su consumo no es ilegal, existe una zona de penumbra legal que puede desencadenar problemas con la justicia para los organizadores y facilitadores de estos eventos. Por esta razón, además de todas las anteriormente aducidas, puede que publicitar tu próxima ceremonia de ayahuasca no sea una buena idea.

Enlaces:

‘¿Es legal la ayahuasca en España?’, Plantaforma, 13 de septiembre de 2021.

‘El (pen-)último juicio sobre ayahuasca en España’, IDPC, 21 de mayo de 2021.

’50 agentes irrumpen en un retiro medicinal con plantas tradicionales’, 5 de octubre de 2022.

3 pensamientos sobre “Por qué no deberías publicitar tu ceremonia de ayahuasca

  • el 06/12/2022 a las 17:43
    Enlace permanente

    Las plantas sagradas son sagradas por su magia a la hora del llamado sin necesidad de usar las redes sociales.

    Ellas te llaman a ti desde la voz interna y te invita al camino.

    Si perdemos eso entre tantas redes lo que estamos haciendo es un consumo inconsciente y poco espiritual.

    Protegamos esta información y compartirla en su comunidades para nutrir y acompañar. Gracias !

    Respuesta
  • Pingback: LA NECESIDAD DE PUBLICITAR CADA VEZ MÁS LOS RETIROS CON USO DE AYAHUASCA – FloreSiendo

  • el 22/11/2022 a las 05:14
    Enlace permanente

    Creo que no publicitar por evitar problemas puede ser ahora una necesidad, desgraciadamente. Pero ¿Qué problema hay en dar a conocer una actividad que sabemos es tremendamente positiva y beneficiosa para la salud mental, emocional y física? La medicina es para todo el mundo, pero todo el mundo no es para ella… Muchas personas vienen y no repiten aunque la experiencia haya sido gratificante, otras comienzan un camino, otros lo hacen esporádicamente cuando lo sienten necesario… Mucha gente que lo hace, a pesar de haber tenido una experiencia en ocasiones muy reveladora y buena, no se atreve a contárselo a su entorno o a otros… Muchos no vienen por miedo y desconocimiento, y también por falta de valor para enfrentar un proceso de tal profundidad. Precisamente por todas estas confusiones entre los enteogenos y las drogas “recreativas” y tanta desinformación que hay al respecto…. ¿Por qué no se va publicitar y dar a conocer? Ahora mismo nos gusten o no, las redes sociales son un trampolín para expandir información… Yo no lo llamaría hacer proselitismo en este caso. Si no usar las herramientas disponibles para comunicar y hacer llegar algo que sabemos puede ayudar a las personas a transformarse completamente. Es más, considero que siendo una persona con experiencia y dedicada a ello, publicitar un retiro o una sesión de medicina, es una forma de boca- oreja. Es decir, lo estás recomendando más masivamente. Que es lo mismo que ir y contarle a todos tus amigos que se animen a hacer esta experiencia porque a ti te ha dado un giro completo. ¿Cómo si no van a llegar personas nuevas a este trabajo cuando uno quiere y se dedica a ello?… y el deseo que lo mueve es hacer llegar un bien muy preciado a todos los que estén abiertos a recibirlo y despertar a quien esté receptivo. Desmitificar… ¿Como llegan a ti personas que no están conectadas contigo de manera directa y sin embargo es contigo con quien corresponde hacer el trabajo?… las personas no llegan a trabajar con una persona concreta de casualidad… ni se forman los grupos casualmente tampoco. Además, para evitar personas que no vengan conscientemente ya está uno para hacer un análisis previo con quien se interesa.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.