«Es preciso tender puentes entre la psicoterapia occidental y el trabajo con plantas maestras»

Paulina Pozo se define a sí misma como “Chaka Warmi”, es decir, “mujer puente” entre dos culturas. En su caso, la definición le viene como anillo al dedo: nacida en Chile, formada allí en lo académico y posteriormente en el Perú (como Coordinadora Clínica del del prestigioso centro Tawikasi de Tarapoto) en las plantas maestras y, recientemente, instalada en España.

Esta psicóloga transpersonal organiza los próximos 28, 29 y 30 de enero la quita edición del curso online ‘Plantas Maestras, psicoterapia e integración’, dirigido a “psicólogos, psiquiatras y psicoterapeutas interesados en el tema” de la integración terapéutica especializada en el trabajo con plantas maestras.

«Estoy actualizando y seleccionando el material –nos cuenta Paulina por teléfono-, porque es muy abundante y tengo que concentrarlo en las 15 horas que dura el curso». El objetivo de esta formación es «tender un puente entre la sabiduría amazónica y diversos aspectos del bienestar mental occidental».

Desafíos frecuentes

Cada año son más las personas que viajan al Amazonas para conocer in situ las medicinas ancestrales. Sin embargo, los buscadores occidentales no siempre están preparados antes o después del viaje. «En el trabajo con las plantas maestras pueden producirse crisis curativas o experiencias internas desafiantes que son parte del proceso, pero que pueden son frecuentemente malinterpretadas como patológicas al no existir un sistema cultural que tenga un marco de referencia para lo que está pasando”, explica Pozo.

Según Paulina «muchos terapeutas psicologizan temas que son del ámbito energético y, al contrario, en culturas ancestrales se lleva al campo energético cosas que son del ámbito psico-emocional. Sin ser excluyentes, discernir en qué ámbito se origina un conflicto y donde actuar prioritariamente, es relevante.” “En los últimos años ha habido un crecimiento enorme del interés por el trabajo con plantas maestras, y muchos profesionales están viendo sobrepasados sus marcos explicativos por las experiencias que reportan los clientes/pacientes que han decidido seguir estos caminos. Se generan malos entendidos y praxis iatrogénicas que después se adjudican a las plantas per se, cuando muchas veces la dificultad está en la integración. Por este motivo, ofrecer formación especializada en estos temas es una de mis prioridades”

Otro equívoco habitual por parte del occidental que se acerca a los pueblos indígenas es la veneración ciega hacia “lo ancestral”, en una reedición del mito del buen salvaje de Rosseau. Por ello, Paulina aboga por «recuperar esta dignidad del conocimiento occidental, y construir respuestas terapéuticas no desde la admiración ciega, sino de una postura más madura, pasando de la idealización a la lógica de “la alianza” en nuestra relación con las Sabidurías Ancestrales. Para esto, debes tener claro lo que tienes para aportar. Tenemos que salir del discurso de que todo lo indígena es bueno y todo lo occidental, malo. Ambos sistemas de conocimiento pueden nutrirse mutuamente».

Psicoterapia y Espiritualidad

Paulina considera que, si bien queda camino por hacer, la psicología ha avanzado mucho para incluir la faceta espiritual del ser humano: «La psicología transpersonal y el trabajo de Grof, por dar un ejemplo de los más conocidos, o el trabajo del Spiritual Emergence Network en Estados Unidos y otros países. En Chile, por ejemplo, hay muy buenos papers sobre la relación entre los estados ampliados de conciencia y los diagnósticos de salud mental, incluso a nivel DSM. El problema es que, para muchos colegas, hay una especie de puente cortado entre la psicoterapia “convencional” y este otro lenguaje. Sin embargo, ambos son inclusivos, no excluyentes, y una mirada más amplia nos permite dar respuestas más profundas (muy necesarias en nuestro tiempo) sin perder por ello precisión ni eficacia».

“El diálogo y la mutua nutrición de la psicología con las Plantas Maestras, va más allá del llamado “renacimiento psicodélico” y, a mi parecer, debe considerar el valor terapéutico de los sistemas de conocimiento ancestrales como fuentes de salud y bienestar mental. Me refiero tanto a las sabidurías indoamericanas como también al riquísimo conocimiento de las culturas ancestrales ibéricas”, señala Pozo. “Es tiempo de tender puentes y nutrir nuestra raíz para transitar lo más despiertos posibles nuestros actuales desafíos personales y colectivos. Aquí estamos para colaborar en ello”. 

 Más información sobre los cursos online y sobre el trabajo de Paulina Pozo en Paupozo.com

8 pensamientos sobre “«Es preciso tender puentes entre la psicoterapia occidental y el trabajo con plantas maestras»

  • Pingback: «La ayahuasca nos trae conciencia ecológica, pero nos olvidamos que estamos haciendo sobreextracción de ella» - Plantaforma para la Defensa de la Ayahuasca

  • el 26/12/2021 a las 18:56
    Enlace permanente

    Curso absolutamente recomendable, para los terapeutas, neochamanes, e investigadores y todos los interesados en el mundo de los tratamientos con plantas de poder.

    Respuesta
  • el 16/07/2020 a las 20:23
    Enlace permanente

    La medicina ancestral la mayoria de veces es utilizada por personas que no tienen un conocimiento profundo de sus efectos y resultan estafando y afectando a comunidades enteras. Los chamanes urbanos, terapeutas holisticos, quiropracticos y mas ntre hierbas, quarzos un buda en el consultorio, cuencos tibetanos y acupuntura mezclan una cantidad de cosas y las mujeres…..terminamos en brazos del terapeuta holistico, moviendo energia orgasmica a lo loco para satisfacer al terpeuta…que ocaiono esto? el poeyote, la ayahuasca, los hongos todas plantas medicinales en manos de quien no deben estar…y quien responde?….No que la ayahuasca te hace ver tu pasado de abuso….mentira!!!!!! es una forma de justificar y defender la corrupcion…latinoamerica esta llena de eso. Muchos chamanes han abusado de mujeres…

    Respuesta
  • el 15/07/2020 a las 16:13
    Enlace permanente

    Respetando el punto de vista vivencial y acadèmico, sólo se remite a hablar de medicinas, cuando es de analizar màs globalmente el hecho de la conquista, aculturación y abusos de los pueblos occidentales noreuropeos.
    Veo muy arriegado dar por cierto su postura, ya que tanto la enfermedad como la cura dependen del enfoque que cada cultura le dè.

    Respuesta
  • el 06/07/2020 a las 21:43
    Enlace permanente

    Tratar una enfermedad como la depresión con una planta alucinógena es como querer apagar el fuego con bencina. Las medicinas naturales no son sometidas a un análisis crítico al cual si son sometidas los medicamentos vendidos por las “malvadas farmacéuticas”,no existe un estudio racional.

    Respuesta
    • el 08/07/2020 a las 2:14
      Enlace permanente

      Rodrigo, te equivocas: las medicinas naturales tienen miles de años de pruebas o “analisis criticos” como tu le llamas, con resultados que curan de verdad. No asi las pastillas que tu defiendes que a pesar de si ser un aporte y ser necesarias en algunos casos, no son para nada una cura y en muchos casos hacen mas mal que bien. Y ojo que las “malvadas farmaceuticas” que tu dices, efectivamente son malvadas, hay miles de pruebas de ello

      Respuesta
    • el 09/07/2020 a las 17:44
      Enlace permanente

      En el campo de la neurociencia existe bastantes trabajos al respecto. El problema es que las políticas respecto a ciertas sustancias aún no permiten la apertura más amplia para estudiarlas. Los mismos científicos tienen que pedir permiso para tal fin, y además se las dan a cuentagotas, y tienen que recurrir a las comunidades, y como la racionalidad de ellas no es positivista entonces las tildan de “irracionales”. Pero, hay mucha literatura científica respecto a ello.

      La propuesta más sensata es trabajar juntas, al final muchos de los ingredientes activos de medicamentos vienen de plantas, obviamente ya sintetizados y acompañados de algunos más. No toda la alopatía es malvada, ni todo lo natural es bondadoso. Depende de muchos factores entre ellos la dosisi la intención que se quiera dar.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.