Un estudio pionero confirma el efecto de la ayahuasca sobre el ADN

¿Cómo afecta la ingesta de ayahuasca a la expresión del ADN de las personas, lo que se conoce como epigenética? Esto es lo que trató de desvelar el estudio llevado a cabo por el King’s College de Londres en un centro de retiros del Amazonas peruano y que acaba de publicar la revista ‘Frontiers in Psychiatry’.

El Dr. Simon Ruffell, del King’s College de Londres, dirigió el estudio de observación con sus colegas investigadores Nige Netzband y WaiFung Tsang. El equipo analizó el consumo de ayahuasca por parte de 63 participantes, en su mayoría blancos, que asistieron a un retiro tradicional shipibo, y sus efectos en su salud mental. El estudio se llevó a cabo en un centro de investigación construido a tal efecto y gestionado por la Ayahuasca Foundationde Iquitos (Perú), que trabaja en colaboración con la comunidad Allpahuayo-Mishana en una reserva nacional.

El equipo de investigación recopiló encuestas de inventario antes y después de los retiros de los participantes, y de nuevo seis meses después para analizar principalmente la depresión, la ansiedad y la autocompasión, así como la atención plena, el bienestar general, la percepción de los recuerdos traumáticos y otras medidas secundarias. También recogieron muestras de saliva.

«Recogimos muestras de saliva para evaluar los posibles cambios en la expresión genética, un campo llamado epigenética», explica Ruffell a la periodista Amanda Siebert, de Forbes. Su equipo evaluó tres genes relacionados con el trauma y la neuroplasticidad, la capacidad del cerebro para establecer nuevas conexiones.

«¿Qué nos sorprendió? Básicamente nada»

Ruffell dice que, basándose en el conjunto de investigaciones existentes sobre la ayahuasca y los resultados en materia de salud mental, no le sorprendió saber que los participantes mostraron una disminución de la depresión y la ansiedad y una mejora de la atención plena, la autocompasión y el bienestar general. Además, se descubrió que los participantes percibían los recuerdos de forma menos negativa.

«También descubrimos que, cuanto mayor era su experiencia mística, mayor era su disminución de la depresión, lo que estaba en consonancia con otras investigaciones psicodélicas», añadió. Los resultados del seguimiento de seis meses mostraron que el impacto de la ayahuasca en la depresión de los participantes fue duradero, y algunos incluso siguieron experimentando una disminución de sus síntomas mucho después de que el retiro hubiera terminado.

El director de Ayahuasca Fountation, Carlos Tanner, que fundó su centro de investigación de Riosbo en 2017 y ha sido testigo de miles de ceremonias, asegura que aunque esperaba que hubiera mejoras en la salud mental de los participantes, le sorprendió la duración de las mejoras: «Pensé, como podría pensar cualquiera que esté familiarizado con los estudios farmacéuticos, que cuando el tratamiento se detuviera, habría algún retorno de los síntomas», dice. «Eso fue lo más asombroso para mí, porque sugiere que en un evento de tratamiento singular -el retiro en sí- hubo un efecto duradero que continuó sin tratamiento».

«Este fue el primer estudio que analizó la epigenética y los psicodélicos, y eso en sí mismo es emocionante», dice Ruffell, aunque se apresura a advertir que el tamaño de la muestra del estudio es pequeño. Aunque dice que hubo un «cambio estadísticamente significativo» en la expresión del gen SIGMAR1, que se cree que está implicado en la forma en que se almacenan los recuerdos traumáticos, es demasiado pronto para generalizar los resultados.

«No podemos sacar ninguna conclusión, pero lo que sí sugiere es que la ayahuasca puede tener algún tipo de efecto a nivel genético», dice, señalando que el grupo está esperando financiación adicional para continuar el estudio y aumentar el tamaño de la muestra.

Ruffell, médico psiquiatra que ha trabajado tanto en entornos clínicos como ceremoniales, admite que uno de los problemas de esta investigación es que existe un claro sesgo de autoselección.

«Hace falta un cierto tipo de persona para ir a la selva y beber ayahuasca», dice. «Muchos se sentirían más tranquilos en un entorno hospitalario o en un ensayo clínico».

Todas las fotos son gentileza de Ayahuasca Foundation.

Enlaces:

‘Fist-Ever Study Looks At Ayahuasca’s Impact On DNA Expression’, Forbes, 28 de junio de 2021.

‘Ceremonial Ayahuasca in Amazonian Retreats. Mental Health and Epigenetic Outcomes From a Six-Month Naturalistic Study’, Frontiers of Psychiatry, 9 de junio de 2021.

‘Ayahuasca, un antidepresivo natural’, Plantaforma, 2 de junio de 2020.

2 pensamientos sobre “Un estudio pionero confirma el efecto de la ayahuasca sobre el ADN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.